BLOG

¿QUÉ MÁQUINA COMPRAR PARA HACER POLLOS ASADOS? Asadores de pollos industriales 08/01/2021

¿QUÉ MÁQUINA COMPRAR PARA HACER POLLOS ASADOS?

Desde Cocina Horeca, nos apasiona ayudar a nuestros clientes a escoger la maquinaria de hostelería profesional adecuada para su negocio. Cuando hablamos de vender pollos asados, es muy importante la elección de la máquina para asar pollos.

 

Cuando decidimos montar un negocio de pollos asados, hay que tener en cuenta que para nuestros clientes, el pollo a l’ast es sinónimo de comodidad y tiempo.

La comodidad de tenerlo preparado a la hora deseada y el tiempo que se ahorra al no tener que cocinarlo.

Debemos tenerlo en cuenta y estar preparados para ello.

 

Sabiendo que todos los clientes vendrán a buscar el pollo/pollos de 1 a 3 del mediodía. No podemos fallar ya que cuentan con este alimento para la hora de la comida, generalmente en domingos y festivos.

Un pollo bien condimentado, bien asado, y calentito, hará que el cliente repita.

 

Por este motivo, es de vital importancia acertar a la hora de comprar un asador de pollos.

En Cocina Horeca disponemos de asadores de pollos a gas, asadores de pollos eléctricos y asadores de pollos para leña o carbón. La elección de uno u otro dependerá de la idea de negocio que tengamos y de las características de nuestro local.

 

También es de vital importancia acertar a la hora de escoger el tamaño de nuestra máquina. Ello dependerá de la producción que queramos hacer.

El tamaño del asador se mide según el número de espadas y la capacidad de cada una de ellas.

 

El asador de pollos más pequeño que fabricamos es de 1 espada, con capacidad para 3 pollos. Recomendado para particulares que deseen una máquina para hacer pollos asados en casa, o para comercios muy pequeños.

 

El asador de pollos de mayor capacidad que tenemos es el de 90 pollos. Este es el asador de pollos ideal para negocios de gran productividad.

 

Entre uno y otro, disponemos de un gran abanico de posibilidades.

 

Los asadores de pollos que más se venden son los de 6 y 8 espadas, con capacidad para 30 y 40 pollos respectivamente (pudiendo llegar a caber 36/48 pollos). No obstante, disponemos de más de 20 modelos de máquinas para asar de distintas capacidades. Puedes verlos todos AQUÍ.

 

Otro factor a tener en cuenta es que como clientes, a todos nos gusta que nos den el pollo, recién sacado de la espada, ya que esto nos garantiza que está en su mejor punto.

Para ello es importante tener suficiente capacidad productiva. En este sentido, puede ser útil un asador de doble espada que asan el pollo que está cerca del quemador, y van pre-cocinando, los que están detrás.

 

A veces, por una cuestión de timming puede ser complicado. En este caso, también como remedio, para abastecer a más clientes, hay la opción de colocar una vitrina caliente para mantener los pollos. Que se puede usar a modo de mostrador/separación con el público, y colocar, encima, la bandeja de trocear.

 

Pensando en el negocio, vean la rentabilidad que deja cada pollo asado, teniendo en cuenta el costo en crudo. Un asador de pollos profesional se amortiza en poco tiempo. Por ello es recomendable tener siempre muchos más pollos que los que tenemos encargados, pues el 70% de clientes, no los encargan.

 

Si sobran pollos, se pueden hacer muchas cosas con ellos, desde congelarlos, a desmenuzarlos para hacer croquetas, canelones etc. Pero cada pollo servido es rentabilidad, con el mismo tiempo de trabajo.

 

Como mínimo, se suelen hacer dos asadores completos por servicio. Por ello NO SON RECOMENDABLES LOS ASADORES PLANETARIOS O ROTATIVOS. Debido a su lentitud, ya que tardan el doble de tiempo que un asador de pollos vertical. Es fácil de comprender, ya que el pollo no está permanentemente delante del quemador. Además son mucho más caros de compra.

 

COCINA HORECA comercializa la marca EURAST, que fabrica asadores de pollos desde 1.951, los cuales gozan de un prestigio, por su calidad, fiabilidad y durabilidad, pues hay asadores con más de 40 años funcionando. Y es la marca de asadores más vendida.

 

Así mismo, es posible ofrecer a sus clientes otros asados, al disponer de espadas adecuadas para diferentes alimentos.

Por ejemplo las de jaula, para conejos, o piezas pequeñas. Las de gran capacidad, para cordero, cochinillo, etc. Las de pincho largo para asar pollos abiertos. Las de jaula cerradas para patatas, verduras, etc.